miércoles, 27 de abril de 2016

Anatomía de un hilo

Cuando nos ponemos manos a las agujas, o al ganchillo, iniciamos una secuencia infinita de nudos y mas nudos con un hilo que no siempre  es quien dice ser... Porque la hebra se guarda secretos y según la apariencia que tenga ese día, así saldrá nuestro tejido.

La cara mas simple del hilo es la que está formada por una sola hebra. Se obtiene en el primer hilado, uniendo las fibras en una torsión que suele ser en “Z”, con la que hay que tener cuidado, porque si tiene demasiada el tejido final tendrá sesgo y esto es algo difícil de solucionar.
Es un hilo complicado de tejer ya que al tener poca torsión suele  separarse y desenroscarse, es poco resistente. Se utiliza para tejer prendas de abrigo ya que el tejido resultante suele ser compacto y cálido, pero ¡ojo! porque al no tener apenas torsión, ofrece poca resistencia la desgate, por lo que ante un exceso de fricción las fibras suelen separarse. Así que, con este tipo de hilo, no conviene tejer calcetines ni guantes y si hacemos jerséis... ¡cuidado con los codos!
¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el lado izquierdo de cada punto es el doble de ancho que el lado derecho y que además tienen diferente inclinación, llegando a parecer que el lado derecho se posiciona en vertical.
No es recomendable tejer con él, patrones de puntos complejos y elaborados, ya que no ofrece mucha definición.



Los hilos que mas utilizamos suelen estar formados por hebras simples unidas entre si con torsión “S”. Los podemos denominar hilos convencionales y suelen estar compuestos por 2, 3 y 4 hebras o capas. Son hilos muy resistentes y de composición muy variada. Fáciles de tejer ya que al tener en su composición las dos torsiones (”Z” y”S”) es un hilo equilibrado en lo que a tensión se refiere.
¿Como los distinguimos?. ¡Fácil!... simplemente tenemos que girarlos en sentido contrario a la torsión y las hebras se separarán.
Al tener mas hebras, tienen mas torsión y por tanto son mas resistentes que el hilo simple. Así que con ellos podemos tejer un  montón de cosas...
El hilo de 2 hebras o capas, es perfecto para tejer encaje.
Con el hilo de 3 capas ya se obtiene un punto mas definido, por lo que es perfecto para tejer texturas y cables
El hilo de 4 capas es recomendables para trabajos que requieren gran definición en el punto.
¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el punto tiene ambos lados del mismo tamaño y con la misma inclinación... equilibrado.



El hilo multi-filamento está formado por múltiples hebras con torsión individual en “S” unidas entre sí mediante una torsión “S”. Suelen ser hilos suaves y flexibles y con buena elasticidad. Como todos los hilos compuestos, es muy resistente y a veces puede que no sea fácil de tejer.

¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que el lado derecho de cada punto es casi el doble de ancho que el izquierdo y su inclinación es diferente, llegando a parecer que el lado izquierdo forma una columna vertical.



Otro tipo de hilo muy interesante, aunque no tan frecuente es el hilo cableado, mas complejo. Está formado por hilos que individualmente tienen torsión “S” y que se unen para crear el cableado en torsión “Z”. Es por tanto, un hilo  muy resistente y equilibrado con el aspecto final de un cable o cuerda.
El mas habitual es el que está formado por 4 cabos en el que cada uno está formado por 2 hebras, aunque según el grosor que se quiera puede estar formado por muchos mas cabos.
Es un hilo muy duradero y resistente. Aunque en ocasiones puede ser difícil de tejer ya que nos encontramos con que tenemos que trabajar con múltiples hebras a la vez y si la torsión no está equilibrada, se puede desenroscar mientras se teje. 

¿Cómo queda cuando lo tejemos?... Si tejemos en punto liso (punto jersey) nos encontramos que cada punto tiene sus lados iguales y con la misma inclinación. Si embargo se pueden ver las pequeñas torsiones de los hilos que lo forman lo que le da al tejido un aspecto texturizado.
Es recomendable para tejer prendas de puntos complejos.

imagen: bluebarnfiber.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario